Antisistematizacción Proyectual [txt]

Instrucciones para romper un sistema

“Surely you agree Mr. Architect, that buildings should have a base a middle and a top”. “Yes, but not necessarily in that order.”#

Whenever a program or “plot” (the single-family house or “Cinderella”) is well-known (as are most architectural programs) only the “retelling” counts the “telling” has been done enough.#

Los sistemas para romperse, primero se han de precisar. Mediante la observación detallada se deben apuntar todos los elementos que los constituyen. Suelen ser reglas o principios arbitrariamente enlazados entre sí;  elementos que se presentan como imprescindibles para el orden predominante, ya sea este de carácter divino, mágico, mítico o simplemente asequible para la razón humana.

Los sistemas se suelen romper desde su interior. El agente que causa el impacto debe pertenecer al sistema en cuestión. Si no es así,  el impacto que cause, se tomará como imposición de un sistema ajeno; será reconocido como ataque y será repelado. Es difícil que un agente externo ataque con éxito un sistema ajeno, por eso es más adecuado tratar de romper los sistemas propios.

De manera previa al impacto, el agente perteneciente toma conciencia del sistema mediante el extrañamiento. El extrañamiento es el orden del impacto. Sin el extrañamiento, el impacto no ocurrirá nunca. Existen otros elementos que nutren el impacto tales como el aburrimiento, la curiosidad extrema, las injusticias frecuentadas y la creatividad efervescente.

El impacto puede tener muchos formatos. Los formatos consisten en la combinación entre la acción y el medio del impacto. Las acciones siempre son verbos: atacar, romper, cicatrizar, cortar, destruir, demoler, gritar, quemar, eliminar y otras. Los medios suelen ser sustantivos: palabra, fuego, gesto, grito, manifiesto, escrito, dibujo, relato y otros. Las combinaciones son incontables.

El éxito del impacto es relativo. Lo mejor que puede ocurrir es que el sistema se ponga en evidencia para que otros  agentes pertenecientes perciban su condición, que sin el extrañamiento propio posiblemente no ocurrirá. Para el agente del impacto, el éxito es casi seguro: Consiste en la emancipación y liberación definitiva de la condición sistematizadora.

Una vez liberado el agente del sistema previo, es posible que surja la necesidad de pertenencia a un nuevo sistema. Sin embargo, las experiencias previas de extrañamiento y del impacto harán que el agente vea cada nuevo sistema con precaución y escepticismo. Es posible que el agente se torne adicto a romper sistemas, aunque ningún caso preocupante ha sido registrado hasta la fecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: